150 ultimas

X FECHAS

Montes Aquilianos

Montes Aquilianos

mis 17

ENLACES


+ vistas

varios


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

El Tiempo Ponferrada

[NOTICIAS] y2a -Los petroglifos de Lucillo y Andiñuela

Los petroglifos de Lucillo y Andiñuela

Marzo 17, 2008

Ahora que la ubicación de estos ya no es problemática, la primera porque ya era conocida (aparece en Historia del Arte de León, del Diario de León) y la segunda porque se va a presentar un artículo sobre el conjunto en el I Congreso Internacional de Arqueoloxía de Vilalba, os ofrecemos una estupenda colaboración de Taliesin de El Reino Olvidado http://reinolvidado.blogspot.com/

Recientemente fueron encontrados unos petroglifos en el Ayuntamiento de Lucillo que podría ponerse en relación con otro olvidado hallazgo en sus proximidades, concretamente, Andiñuela. Esta zona mantiene una estrecha vinculación con el Bierzo, y no sólo por su sustrato astur. De aquí nacen los canales que conducían el agua necesaria para la explotación aurifera de Las Médulas, una extraordinaria obra de ingeniería que permitía un antiquísimo trasvase entre las cuencas del Duero y del Sil. Una vinculación que también se observa en época moderna:

" En pleno corazón de Maragatería, dos villas, la de Turienzo y la de Lucillo, adscritas al Partido de El Bierzo se consolidan como cabezas de Jurisdicción. La primera dependiente del Marqués de Astorga y agrupando a Andiñuela, El Ganso, Murias de Rechivaldo, Pedredo, Prada, Valdemanzanas y Villar y la segunda tiene como señor al Obispo de Astorga quien nombra Juez Ordinario con dominio sobre Busnadiego, Chana, Filiel, Luyego, Molinaferrera, Piedras Albas, Pobladura y Villalibre. (RUBIO PÉREZ, L.M., Botas y Salvadores: una casta, un linaje, una familia de arrieros maragatos : (ss. XV-XIX))"

Petroglifo en Lucillo
Petroglifo en Lucillo. (Tailesin)

Maragatería, anteriormente Somoza, tiene una marca personalidad no sólo por los trajineros maragatos de los siglos XVII a XIX, sino por la no suficientemente estudiada impronta romana consecuencia de la explotación del oro del territorio occidental de la Asturia. El territorio se encuentra salpicado de castros, médulas, galerías y leyendas de mouros y mouras (no olvidemos que hasta el Órbigo es zona de mantenimiento de estos diptongos decrecientes) que custodian tesoros…

La temática de estos petroglifos: cazoletas, círculos concéntricos, laberintos y cruces, los relaciona con la facies de Galicia y Norte de Portugal, que tiene una cronología que parte de finales del Neolítico, con un desarrollo pleno durante la Edad del Bronce y con perduraciones tardías en la Edad del Hierro. Lo más sobresaliente son los laberintos, de los que sólo conocíamos seis yacimientos y todos ellos en la costa de Galicia.

Tortuga Lucillo
Tortuga en Lucillo (Tailesin)

El laberinto ha sido un símbolo que durante siglos nos ha fascinado. Actualmente nos evoca la leyenda de Teseo y el Minotaurio, motivo representado en catedrales e iglesias mediaveles de Francia e Italia como Chartres, Amiens, Reims, Bayeux, Orleans, Ravena o Tolouse. Sin embargo lo encontramos presente en diferentes culturas y tiempos como Perú, Arizona, Islandoa, Egipto, Creta, Sumatra,… El verdadero laberinto consiste en un único camino, sin caminos falsos o finales engañosos, que lleva inexorablemente desde la entrada al centro. Probablemente los más antiguos de Europa sean los tallados en afloramientos rocosos de la costa de Galicia o el conjunto de Val Camonica en Italia (al que se le supone un origen en el Bronce Final o la Edad del Hierro) si bien existen otros a los que se supone un origen prehistórico aunque existen dudas como la Piedra Hollywood de Wicklow en Irlanda, los laberintos tallados de Rocky Valley en Cornwall en Inglaterra o el laberinto inciso en una tumba subterranea neolítica en Luzzanas, en la isla de Cerdeña. El primer ejemplo con una datación precisa es un laberinto lineal en el palacio de Micenas en Pylos en el sur de Grecia salvado de la destrucción del palacio en el 1250 a. C. Encontramos otras muestras posteriores en la zona del Mediterráneo como el de una jarra de vino etrusca el VII a.C, en un muro en las ruinas de Gordion en Turquía del 750 a. C., los de Taouz en Marruecos del 500 a.C. así como otros grafitos en Grecia, Delos, Egipto y Jordania datados entre el I al IV a.C., como las monedas decoradas de laberintos precedentes de Cnosos en Creta.

Los laberintos presentes en los petroglifos de Galicia durante algún tiempo han sido adscritos al Bronce Final o la Primera Edad del Hierro, aunque actualmente se piensa que podrían tener origen en el Calcolítico con continuidad en la Edad del Bronce o incluso en el Neolítico.

En la península Ibérica conocíamos 6 rocas con laberintos y todos en la costa de Galicia: Mogor, Os Campiños, O Rosal, Barbanza, Armenteira y Oia-Terroña, todos ellos labrados sobre afloraciones de piedra. Son éstos de forma partícular, así como la facies de petroglifos del Galicia y Norte de Portugal el referente cultural más próximo de los petroglifos de Lucillo y Andiñuela. En los petroglifos de Lucillo, además de tres laberintos, encontramos otra piedra con coviñas o cazoletas remarcadas con grabados circulares concéntricos, motivo muy presente en conjuntos de petroglifos de Galicia, Irlanda y Reino Unido. Por otra parte, es sensible la inmediatez de los grabados de petroglifos galaicos con espacios rocosos singulares, como, al parecer, también sucede con los petroglifos de Lucillo y la cercana Peñona, a lo que hay que añadir la significativa proximidad a uno de los más conocidos montes sagrados de la Antigüedad en el Noroeste, el Monte Teleno, cuyo teónimo conocemos a partir de sendas aras votivas procedentes de Quintana del Marco, en León, y Viloria, en Ourense. Podría ser incluso el Mons Sacer referido por Justino, historiador latino del siglo II o III, que lo sitúa en Gallaecia (que a partir del siglo II no sólo se limita a los conventos Lucense y Bracarense, sino también al Asturicense), y dice que era impiedad herirlo con el hierro, que en sus entrañas se encerraba gran cantidad de oro y que éste sólo podía recogerse cuando el rayo, hiriendo los flancos de la montaña, lo traía a la superficie. La riqueza aurífera de esta zona era conocida desde antiguo como atestiguan las cercanas médulas y castros de explotación minera de Filiel.

Este conjunto rocoso de la Peñona sugiere una relación megalítica, si bien no se ha confirmado la presencia de dólmenes, menhires, etc. aunque sin duda es evidente la existencía de la matería prima necesaria. Se adivina una alineación de piedras hincadas, una enorme piedra en forma de mesa que es recordada apoyada sobre piedras o una piedra, denominada "la albarda" y que recuerda el caparazón hueco de una tortuga. En las proximidades aparecen unas canalizaciones principales naturales y otras secundarias que parecen obra humana con objeto de conducir algún líquido a unos estanques, cuyo fondo muestra marcas de tallado. Se observan cuñas de canteros tradicionales. Los petroglifos se encuentran algo más alejados y tallados en dos rocas que si bien, se recuerda su ubicación en el mismo lugar desde hace más de cincuenta años, dan la impresión de haber sido recortadas y trasladadas desde otro lugar.

Canales en La Peñona

Esta presencia de estanques, canales y cazoletas o coviñas sí es indudable en el conjunto de Andiñuela, integrado por tres bloques: el primero con cazolestas y tres cubetas a distintas alturas y conectadas por canaletas. El segundo aparece un sistema más complejo de cazoletas y canales mientras que el tercer bloque muestra un conjunto de figuras antropomórficas o cruces con peana triangular profundamente tallados. Un referente próximo a petroglifos con coviñas y circulos concéntricos así como conjuntos de cubetas interconectadas, para almacenar y conducir algún liquido y con probable uso ritual lo encontramos en Laxe das Rodas en el Chan de Eiroa, en el que encontramos una roca está llena de cóncavos, en serie o en cascada, con cazoletas a pocos metros.En sus proximidades se encuentra el Monte Louro un indicador natural situado en el extremo Norte de la ría de Muros.

Encontramos otras referencias antiguas a grupos de estanques interconectados en "The Antiquities of England and Wales" de Francis Grose, de 1783.

Referencias:
http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=3184#r86370
www.tierradeamacos.blogspot.com
http://tesorosdelamaragateria.blogspot.com/
http://montetecla.blogspot.com/





--
Publicado por Vredondof para NOTICIAS el 3/20/2008 12:27:00 PM