Se ha producido un error en este gadget.

X FECHAS

Montes Aquilianos

Montes Aquilianos

mis 17

ENLACES


+ vistas

varios


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

El Tiempo Ponferrada

La ARMH identifica a una madre y su hijo asesinados en agosto de 1936 y enterrados en una fosa a las afueras de Flores del Sil

NOTA DE VRF : Que "BESTIAS" somos los humanos ... no creo que haya ninguna raza animal tan sanguinaria ...
***************************************
Cronología
Agosto de 1936: Tras el 'Alzamiento Nacional' del 18 de julio, Isaac Cabo Pérez se refugia en el monte desde el que baja algunas noches a visitar a su familia. En una de estas visitas descubre los cuerpos de su mujer y su hijo asesinados.

Febrero de 1937: Isaac pasa a Asturias. Se entera de que sus padres, hermanos y cuñado han sido asesinados también. Se enrola en un batallón republicano. A los pocos meses es detenido y encarcelado.

1942: Tras varias acusaciones de rebelión y unos años de cárcel, es puesto en libertad y huye a Pedrún del Torío a iniciar una nueva vida.

2000: Nace la Asociación de la Memoria Histórica (ARMH). El caso de la mujer y el niño muertos, muy comentado, llama la atención del colectivo. 2007: Tras años de investigación, Santiago Macías consigue poner rostros al sonado caso. Isaac había salvado y conservado toda su vida un retrato de su familia

***************************

La fosa se abrirá en octubre para dar el adiós pendiente a Jerónima y Fernando
El vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Santiago Macías, lleva años investigando sobre la historia de la mujer y el niño de Flores del Sil. «No tenía mucha información, pero se contaba que un mando franquista ordenó que no se repitieran imágenes de ese tipo», explica. «Obviamente, nadie le hizo caso».

Un día encontró en el Archivo Militar de Ferrol una carta manuscrita que hablaba de una mujer y un niño muerto, además del padre, la madre, dos hermanos y un cuñado del firmante. El firmante era Isaac. Era la carta en la que pedía su indulto.

Los nombres que aparecían en el manuscrito le dieron algunas pistas para localizar a varios familiares. Entre ellos, y tras muchas vueltas, a José Cabo de la Riva, hijo del segundo matrimonio de Isaac en Pedrún del Torío. Éste ha decidido ceder a la ARMH toda la documentación y los recuerdos de la primera familia de su padre, a la que nunca conoció.

La fosa donde la madre y el niño fueron enterrados se encuentra en el kilómetro 3 de la antigua carretera de Orense, en frente de la gasolinera de La Martina, junto a la casa familiar.

La ARMH tiene previsto excavarla en octubre para darle el abrazo de despedida a Jerónima y al pequeño Fernando. Un abrazo de despedida que su familia no ha podido reivindicar, porque su familia no existe. Un abrazo de despedida no reclamado, pero que sin duda quedaba pendiente



*********************************************




INVESTIGACIÓN HISTÓRICA

La ARMH identifica a una madre y su hijo asesinados en agosto de 1936 y enterrados en una fosa a las afueras de Flores del Sil

Retrato de Jerónima y el pequeño Fernando cedido a la ARMH por parte de la familia de Isaac Cabo Pérez.

DIANA MARTÍNEZ

PONFERRADA.— Había comenzado la Guerra Civil e Isaac Cabo Pérez prefirió refugiarse en el Pajariel. Temía la represión por parte del nuevo régimen debido a su afiliación sindical y a las ideas políticas de buena parte de su familia, vinculada a la izquierda.

Algunas noches, al amparo de la oscuridad, bajaba a Flores del Sil a visitar a su mujer, Jerónima, y a su hijo Fernando, que contaba con tan solo tres años. Seguramente, Fernando, de tan sólo tres años, no entendía nada de guerras por aquel entonces. Ni nunca entendió. No le dio tiempo. No le dieron tiempo a entender ni de guerras, ni de nada.

La guerra es un drama completo, no son sólo soldados muertos en los frentes. La guerra son inocentes fusilados, enfermos maltratados, mujeres violadas y niños apaleados.

Isaac debía de saber que la guerra no era nada bueno. Pero es posible que ni siquiera llegara a imaginarse que pudiera llegar a un extremo tan feroz. Bajó una de esas noches del monte. Corría agosto y posiblemente hacía calor. Pero el calor que él necesitaba era otro, era el calor del abrazo de su familia, aunque tuviera que ser un abrazo obligadamente fugitivo.

Sin embargo, al llegar a su casa, vio el reflejo más inhumano de la guerra. Lo único que pudo abrazar Isaac de Jerónima y Fernando, de tan sólo tres años, fueron sus cadáveres. Madre e hijo yacían muertos junto al camino. Ambos habían sido brutalmente asesinados por un grupo de falangistas que debieron ver en esta ama de casa de 22 años y su hijo de tan solo tres, un riesgo para los objetivos del autodenominado bando nacional.

La historia de Jerónima y Fernando, el niño de tan solo tres años, es una de las más llamativas y recordadas de la Guerra Civil en el Bierzo. Y es que, además de reflejar toda la crueldad del enfrentamiento, los cuerpos de ambos estuvieron yaciendo a la intemperie, junto al camino, durante más de tres días, por lo que mucha gente que viajó a Galicia a través de la antigua carretera de Orense pudo comprobar el resultado de la barbarie.

Tras el atroz descubrimiento de aquella noche, Isaac volvió al monte y vagó durante días hasta que logró pasar a Asturias a finales del mes de agosto. Supo que, semanas más tarde, pistoleros falangistas habían asesinado también a su padre, Demetrio Pérez, a su madre, Visitación Cabo, a sus hermanos, Demetrio y Victorino, y a su cuñado Salvador. A este último en la cama, mientras se recuperaba de las heridas que sufrió en los sucesos de Ponferrada en los primeros días después del golpe de Estado.

Ya en Gijón, en febrero de 1937, Isaac se enroló voluntario en el Batallón 'Máximo Gorki' y posteriormente en el Cuerpo de Carabineros del bando republicano. Al poco tiempo fue detenido en Santander el mismo día que el ejército franquista tomó la ciudad, y condenado a 30 años de prisión mayor por un delito de 'adhesión a la rebelión'.

Según las actas, Isaac tenía «mala conducta y antecedentes izquierdistas». No obstante, a alguien le debió remover la conciencia el que prácticamente toda la familia de Isaac hubiera sido exterminada, porque a otros, con los mismos 'delitos', los condenaron a muerte. A él, 'sólo' a 30 años. Pero Isaac tenía otra condena más dura, la cadena perpetua de recordar la imagen de su mujer y su hijo Fernando, de tan solo tres años, brutalmente asesinados.

Isaac relató parte de estos hechos en una carta manuscrita fechada el 27 de abril de 1940 desde la Prisión Provincial de Santander. En ella explicó desconocer «cuáles hayan sido los verdaderos móviles de los asesinatos mencionados, ni cuales sean sus autores, sin que sepa tampoco si con estas últimas está completa la lista de pérdidas familiares».

Años después, otro juzgado militar le imputa un nuevo delito, implicándole en la quema de iglesias. Los partes hablan de que sus familiares fueron juzgados y fusilados por hechos análogos.

Temiéndose otra condena, Isaac escribe un manuscrito al Juzgado Militar letra 'R' de Santander informando de que ya está cumpliendo condena y «suplica» que se pongan en marcha las diligencias «que puedan conducir al esclarecimiento de su inculpabilidad, pues así procede en justicia». El relato del «exterminio de su familia» -dice textualmente en la carta- junto a la petición, surtió efecto y el Tribunal dio carpetazo a la segunda condena.

Pero no sería la última. En junio de 1942 un grupo de guerrilleros ocupa Toral de Merayo y vuelven a abrirle una causa como sospechoso de participar en los hechos. Estuvo dos meses en la Prisión de Ponferrada y después pasó a disposición del Juez Militar Número 1 de León.

Salió absuelto de ese proceso «pero poniéndole a disposición del Ilmo. Señor Director General de Prisiones por quebrantamiento de residencia», según el expediente.

Cuando consiguió librarse del calvario, Isaac decidió entonces que el Bierzo ya no era su sitio, que si permanecía sólo podía esperar lamuerte. Aquí ya no tenía a nadie. Toda su familia estaba muerta desde hace años. Lo único que le quedaba de su mujer, Jerónima, y su hijo Fernando, de tan solo tres años, era un retrato. Con la foto bajo el brazo, Isaac emprende rumbo a León. Paró en Pedrún del Torío, donde pudo iniciar una nueva vida.

Varios años más tarde, el 23 de noviembre de 1945, el Registro Civil de Ponferrada inscribe la defunción de Jerónima Blanco Oviedo. En el acta, figura como causa de la muerte «la lucha contra el marxismo». El documento no cita la descendencia que dejaba, porque Jerónima no dejaba descendencia. Junto a ella, habían matado a su hijo, el pequeño Fernando, de tan solo tres años.

Hoy hay pruebas de que Jerónima hubiera dejado descendencia si no la hubieran matado aquel día. Estaba embarazada.


*************************************************

La ARMH pedirá un espacio en el cementerio de Ponferrada para enterrar los cuerpos no reclamados

D.M.

PONFERRADA.— La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) tiene previsto dirigirse formalmente al Ayuntamiento de Ponferrada para solicitar un espacio en el cementerio municipal de la capital berciana en el que poder dar sepultura a los restos humanos recuperados de las fosas exhumadas que no han sido reclamados por ninguna familia.

La ARMH tiene ya siete años de existencia. La historia de este colectivo se fraguó en la comarca del Bierzo en el año 2000, ligada a la búsqueda de la fosa común de la Guerra Civil en la que yacía desde 1936 Emilio Silva Faba, fusilado por los falangistas y abuelo del actual presidente del colectivo, Emilio Silva Barrera.

A partir de ahí, han sido decenas las fosas de republicanos muertos exhumadas por los arqueólogos de la asociación a petición de las propias familias.

Este mismo verano se recuperaron los restos de Leonides Francisco Rodríguez, asesinado el 27 de noviembre de 1936 y cuyo cuerpo yacía junto a una ermita en Santa Leocadia, en el municipio de Toreno, trabajo con el que comenzaban las exhumaciones de esta campaña.

Pero según explica Santiago Macías, «en ocasiones, al exhumar una fosa que ha solicitado alguna familia, hay en el mismo enterramiento varios cuerpos y algunos no los reclama nadie. Nos hemos dado cuenta que en algunas ocasiones no los reclaman precisamente porque no tienen familia».

Por este motivo, la ARMH tiene intención de dedicarles a todos estos republicanos un lugar digno donde reposar, colocando junto a sus restos una placa identificativa con su nombre para recuperar en la medida de lo posible su olvidada memoria.

Debido al dramatismo y la emotividad del caso de Jerónima y el pequeño Fernando, debido también a que es un caso recordado por tanta gente que vio los cuerpos muertos junto al camino y debido a que es una historia que ha llamado la atención desde los inicios del movimiento de recuperación de la memoria, la ARMH quiere convertirlo en su emblema y que sea la referencia de todos estos casos de restos no reclamados que sin embargo merecen un adiós digno.

Al ser el cementerio de Ponferrada de titularidad municipal, Santiago Macías considera que no habría problemas en disponer de ese rincón de la memoria a los republicanos sin familia.

«Sin embargo, creemos que el Ayuntamiento podría hacernos una cesión. Somos una asociación, con lo cual nuestros recursos son limitados, es conocido que trabajamos con voluntarios y sería un buen gesto por parte del Ayuntamiento de Ponferrada la cesión de ese espacio. Además, nunca le hemos pedido nada».

Tener ese espacio para la memoria en el cementerio municipal de Ponferrada significaría mucho para un colectivo nacido en el Bierzo y cuya acción ha saltado ya a límites internacionales, despertando un gran interés social, con la creación de delegaciones en prácticamente todas las autonomías y hasta la puesta en marcha de un proyecto de Ley.

Leer más...

Virgencita, ¡qué tropa!



CON VIENTO FRESCO
Diario de Leon
FirmaJOSÉ A. BALBOA DE PAZ

EN 1958, CON MOTIVO del cincuenta aniversario de la proclamación de la Virgen de la Encina como patrona del Bierzo, la imagen de la Morenica realizó una visita por todos los pueblos de la comarca. Fue un acontecimiento impresionante, multitudinario; visita que, en cierto modo, tenía como objetivo unir y restañar las heridas de una guerra fratricida aún no superada. También nos sumamos muchos niños que, en nuestros respectivos pueblos, salimos endomingados a la carretera, con banderitas, a recibir a la patrona; así lo recuerdo. Al término de la peregrinación, algún alcalde de la época tuvo la feliz idea de proponer, que del mismo modo que la Virgen había visitado los municipios de la comarca, fueran éstos a visitarla a su santuario ponferradino el día de su fiesta, el ocho de septiembre. Así nació la costumbre de ofrendar a la patrona cada municipio, de forma rotativa, y llevarle los productos típicos del lugar y, como oración, las preocupaciones de sus gentes.

Este año le correspondió al de Oencia, un municipio del oeste berciano enraizado en las estribaciones de las sierras del Caurel y de la Encina de la Lastra. Su territorio, paisaje verdeante, es un conjunto de pequeños valles de montaña, por los que corren varios cursos de agua jerarquizados en torno al Selmo, río que durante siglo movió las ruedas de los mazos y barquines de algunas ferrerías, lo que permitió a esas montañas ásperas y pobres en recursos agropecuarios mantener una animada actividad industrial y una población superior a las 2.000 almas. La desaparición de las ferrerías a finales del XIX provocó una emigración que ha convertido al de Oencia en un municipio de poco más de 500 habitantes, cuyo principal recurso son las canteras de pizarra, que desgarran su bello paisaje. Su alcalde, el inefable Estanga Rebollal, fue el encargado de realizar la ofrenda y el discurso, en el que se superó a si mismo y a todos los que le precedieron en banalidades, extravagancias y comparaciones seudorreligiosas fuera de lugar. Aunque se trata de un acto entre lo religioso y lo profano, algunos parecen olvidar dónde se encuentran y cuál es su cometido en dicho acto.

Por ese carácter entre lo religioso y lo profano no ha sido inusual utilizarlo como plataforma reivindicativa de nuestra autonomía. Al fin y al cabo la Virgen de la Encina, como patrona del Bierzo, es un signo de identidad comarcal y un lazo de cohesión indiscutible, por más que el Consejo Comarcal no haya logrado poner de acuerdo a sus miembros para instituir ese día como fiesta de la comarca; hay todavía demasiados localismos y recelos. No hay que olvidar que durante los años de la transición fueron frecuentes los actos de afirmación comarcal, y la reivindicación de una autonomía administrativa era reiterada año tras año en los tiempos del recordado Celso López Gavela. Creo que siempre se hizo con discreción y buen gusto, sin estridencias que deslucieran el acto religioso. Fruto de aquel sentimiento y de aquellas reivindicaciones fue el estatuto de comarcalización, aprobado por las Cortes de Castilla y León en 1991. Desde entonces, a veces con más pena que gloria, existe un gobierno comarcal.

Me imagino que lo de este año fue una anécdota, pero también puede ser una metáfora de la política y de la imagen cada vez más alejada de los políticos respecto a las preocupaciones de los ciudadanos. No es admisible que la imagen del Consejo Comarcal sea, no la de una institución pública que busca mejorar las condiciones de vida de los bercianos, sino la de un ente envuelto en guerras partidistas y, lo que aún es peor, un motivo de enfrentamiento entre sectores de un mismo partido, quizá por entender su labor no como un servicio a los ciudadanos sino como un medio para medrar en la vida. No digo que esto sea toda la verdad, pero la imagen que proyectan estas riñas y desavenencias es esa y, ante ellas, muchos comienza a pensar, con algún fundamento, que es una institución superflua, derrochadora del dinero público
Leer más...

DIARIO DE LEON - DIA DEL BIERZO

Estanga arremete en misa contra ZP «por no traer el oro y quizá el moro»

Crítica a la política social Un obispo en la extrema derecha La actuación de dos histriónicos



 L. DE LA MATA
Estanga arremete en misa contra ZP «por no traer el oro y quizá el moro» Crítica a la política social Un obispo en la extrema derecha La actuación de dos histriónicos
Una joven de Oencia porta piedra de la zona para la ofrenda a La Encina
El político del PP propuso que cada joven done al Consejo 6 euros, «lo que cuesta un cubata» EL OBISPO, CAMILO LORENZO EL PSOE, ÁNGEL VILLALBA IU, MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ
El alcalde de Oencia llamó «mentiroso» al presidente del Gobierno por sus promesas
FirmaManuel Félix Lugarponferrada

Fue una de las ofrendas a la patrona del Bierzo más polémicas de los últimos años. En el PP contenían la respiración y el resto estaba a la expectativa. Tocó al peculiar alcalde de Oencia hacer la ofrenda a La Encina y en su discurso, José Estanga, -en medio de la misa y con un obispo con cara muy seria-, arremetió contra el presidente del Gobierno y le llegó a llamar «mentiroso» por prometer y no cumplir. Vestido con traje de cuero negro, camisa roja, camperas de piel de serpiente y con una llamativa cadena de oro que sujetaba un colmillo retorcido, Estanga encendía la caja de los truenos en pleno acto religioso hablando de dinero y emigración: «Te pido virgencita de La Encina que ilumines a algunos políticos de alto rango, que llegan al Bierzo y nos prometen grandes proyectos, el oro y el moro. El oro nunca vino, y el moro, quizá». Estas palabras tuvieron como respuesta un prolongado y sonado aplauso de buena parte del público que asistía a misa, mientras desde las sillas de las autoridades del PSOE quedaron inmóviles y con cara de enfado.

Pero la ofrenda de Estanga prosiguió con más cargas de profundidad contra Zapatero: «No conozco ningún político en el mundo que a la hora de repartir la tarta no haya llevado un poquito para su tierra, su provincia natal, cuyo nombre aquí no voy a mencionar; ustedes saben perfectamente del mentiroso de que se trata». Tras nuevos aplausos, el alcalde de Oencia remataba la alusión indicando que era «día de fiesta, de gozo, de misa y respeto», y que, «por tanto», no iba a «hablar de política». Pero, lo cierto es que siguieron las alusiones políticas. Estanga alabó al actual presidente del Consejo Comarcal, le mostró su apoyo en caso de quedar en minoría por el plantón de alguno de sus consejeros socialistas. De José Luis Ramón dijo que «sólo tiene un handicap como presidente del Bierzo, y ese es que no sea del PP».

También hubo propuestas pintorescas, como la de pedir a cada joven berciano que done 6 euros al Consejo Comarcal para sacarlo de su zozobra económica, «lo que cuesta un cubata». Tras hacer una pausa para «echar un traguito», a la presidenta de la Diputación, a Isabel Carrasco, acompañada por el vicepresidente Darío Martínez, la invitó a ver Oencia. Y al consejero Silván a cortar las «diez cintas» de obras ya hechas. También le pidió que desde la Junta se apoye al Consejo; y al alcalde de Ponferrada, a Riesco, que ceda parte del castillo para actos de dicha institución.

«El presidente del Consejo sólo tiene un hándicap, que es el de no ser del PP»

JOSÉ ESTANGA REBOLLAL El obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, no hizo ni una alusión a lo dicho por José Estanga en su homilía. Sin embargo, sí coincidió con él a la hora de criticar algunas políticas sociales del Gobierno de Zapatero. En especial, la Ley de Educación para la Ciudadanía. «Ante esto, la actitud de un católico es la de no aprobar estas realidades; nadie puede aceptar que se imponga una educación contraria a sus creencias», dijo el obispo. Y vaticinó lo siguiente: «La sociedad sufrirá en el futuro porque se permite que se desgaje la familia», tras rechazar el aborto y el divorcio. El secretario del PSOE de Castilla y León agradeció en tono irónico que el alcalde de Oencia no saliera armado y se pusiera a disparar en su ofrenda a La Encina. «Conociendo sus antecedentes y sus filias por las armas está bien, pero su discurso ha sido inapropiado, ofensivo y sin el más mínimo respeto institucional», dijo Villalba de Estanga. El dirigente socialista arremetió también contra el obispo, Camilo Lorenzo por su homilía. «Con su discurso se ha convertido en el obispo situado más a la derecha de la extrema derecha del episcopado español», reseñó Villalba. El coordinador provincial de IU aseguró que la polémica surgida en la misa de La Encina se produce debido a «la actuación de «dos histriónicos», el alcalde de Oencia y el obispo de Astorga. Miguel Ángel Fernández abogó por la separación del culto religioso y el discurso político en La Encina. El representante de IU dijo que debía de haberse producido un respeto por todos. También hizo una llamada «a los partidos políticos», para que no presenten «a cualquiera como alcalde». Fernández lamentó lo que calificó como «salida de tono» del obispo Camilo Lorenzo.
Leer más...

LA CRONICA DE LEON - DIA DEL BIERZO

DÍA DEL BIERZO
Enfrentamiento abierto entre el Obispado y el PSOE durante la ofrenda a La Encina

El alcalde 'rockero' de Oencia, José Estanga, en su intervención de ayer, con el obispo de Astorga observándole al fondo. / GAZTELU
DIANA MARTÍNEZ

PONFERRADA.— El obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, arremetió en su homilía celebrada en Ponferrada contra los casos de divorcios y separaciones en España y contra la asignatura de 'Educación para la Ciudadanía'. Sus palabras provocaron la respuesta inmediata del secretario regional del PSOE, Ángel Villalba, que colocó al sacerdote «en la extrema derecha del Episcopado». La polémica aumentó con un esperpéntico discurso del alcalde de Oencia, Estanga Rebollal, que se comparó con Jesucristo, el Che y John Lennon. El acto central de la Fiesta de la Encina se ha visto de nuevo envuelto en polémica. Tanto el alcalde de Oencia, José Estanga 'el alcalde rockero', encargado de realizar este año la ofrenda a la patrona, como el del obispo de Astorga, Camilo Lorenzo, utilizaron sus sermones en la misa para realizar distintas críticas al Gobierno, algo que no gustó mucho entre algunas autoridades presentes.

Estanga realizó un discurso en el que como es tradición en este acto, pidió a todas las instituciones que se implicaran en mejorar su municipio. Pero también lanzó críticas políticas e incluso llegó a compararse con Jesucristo. «Virgencita, tu hijo fue el mejor político de todos los tiempos (...) Quizás nació en unos tiempos erróneos. Pero como yo digo también en otra de mis canciones, los líderes nunca morimos. Residimos en la mente y en el corazón de todos los que creen en el ser humano». «Morenica, en todo aquello que he podido he intentado copiar a mi hermano Jesucristo, tu hijo. Qué duda cabe que el rostro de tú hijo ha sido el más venerado (...) Ni siquiera el 'Che' con su revolución, ni Jonh Lennon (...) ni siquiera el alcalde rockero hemos tenido los elogios que has tenido tú».

Con algunos guiños, pero sin nombrar directamente al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se refirió a quien «a la hora de repartir la tarta no haya llevado un poquito para su tierra, su provincia natal, cuyo nombre aquí no lo voy a mencionar. Ustedes saben perfectamente del mentiroso de que se trata». Aplausos y abucheos se intercalaron al terminar su exposición en el palco.

Tras Estanga, intervino el obispo de Astorga, Camilo Lorenzo. Criticó en su sermón la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que promueve el Gobierno. Lamentó que «cada año en España hay más de 100.000 separaciones o divorcios, con el consiguiente abandono de los hijos o dejándolos en una situación que les marca negativamente para toda la vida».

Añadió que «para estos niños y también para los que tienen la dicha de tener una familia bien constituida se pretende además a través de la famosa ya Educación para la Ciudadanía imponer un concepto de hombre a través de una educación moral que no respeta el derecho esencial, original, primario, insustituible e inalienable de los padres de educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales».

Manifestó a los presentes que «vosotros, que participáis y tenéis fe en esta celebración de la fiesta de la Encina no podéis aprobar estas realidades y recalcó que «nos es solamente valido el modelo de hombre y de mujer y de familia que manifiesta las actitudes de José, de María y de Jesús aunque sabemos que no coincide con muchas de las formas que abundan ya en nuestra sociedad y que no respetan la dignidad de la persona humana».



Leer más...

BIERZO DIGITAL - Dia del Bierzo

El alcalde de Oencia pide a la Patrona del Bierzo que "ilumine a algunos políticos de alto rango"

El alcalde de Oencia durante su discurso en el Día del Bierzo. [Fotos: F.G.C./EBD.Com]
José Manuel Estanga aprovecha además su discurso en el 'Día del Bierzo' para reivindicar la construcción de "un Parlamento berciano" y raclama la implicación de las distintas administraciones para que el Consejo Comarcal "eche a andar".
Actualizado el 09/09/2007

Máxima expectación, especialmente entre la clase política, este sábado en la Plaza del Ayuntamiento de Ponferrada, donde ha tenido lugar la celebración de los actos centrales del 8 de septiembre, Día del Bierzo, y en los que buena parte del protagonismo lo ha acaparado el alcalde de Oencia, municipio al que este año, siguiendo el orden alfabético, le tocaba realizar la ofrenda a la Patrona del Bierzo, la Virgen de la Encina.

Con su indumentaria habitual, el alcalde rockero pronunció un discurso que comenzó haciendo referencias al cristianismo, y más concretamente a Jesucristo, señalando que "como digo en una canción que se llama El hijo del carpintero, éste fue el mejor político de todos los tiempos y el mejor comunicador". A continuación, y tras manifestar que "los líderes nunca morimos", se dirigió a la Patrona berciana afirmando que "no voy a pedirte obras ni proyectos para El Bierzo, eso se lo voy a pedir a los políticos. Virgen Morenica, lo que sí te voy a pedir es que ilumines a algunos políticos de alto rango, que vienen a prometernos el oro y el moro, y lo cierto es que el oro nunca vino, el moro, quizá".


Como cada año, numerosos cargos públicos acuden a la cita con el Día del Bierzo. No han faltado el consejero de Fomento de la Junta, Antonio Silván; el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez; el delegado territorial de la Junta, Eduardo Fernández; la presidenta de la Diputación Provincial, Isabel Carrasco; el presidente del Consejo Comarcal, José Luis Ramón; el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco; o el secretario regional del PSOE, Ángel Villalba, entre otros.

Respecto al Consejo Comarcal, al que se refirió como "el Parlamento de los bercianos", pidió a su presidente, José Luis Ramón, que "baje a la arena y coja el toro por los cuernos", añadiendo que "usted para mí sólo tiene un handicap: que no sea del PP". Siguiendo con la institución berciana, Estanga expresó que "es el momento de que eche a andar", la Junta de Castilla y León "tiene que ayudar al Consejo Comarcal", y aprovechando la presencia en el acto del consejero de Fomento, Antonio Silván, le trasladó que "usted y yo, ahora que no nos oye el alcalde de Ponferrada, tenemos que hacer un pacto, y a ver si en el Castillo de los Templarios, buque insignia del Bierzo, nos pueden donar una parcelita para construir un Parlamento para los bercianos con piedras y maderas nobles de Oencia". En cuanto a la financiación de esta infraestructura, el regidor de Oencia lo tiene claro: "¿Qué joven no puede dar 6 euros, si es lo que cuesta un cubata?", espetó.

Tampoco se libró del objetivo de Estanga la presidenta de la Diputación Provincial, Isabel Carrasco, a quien demandó que "venga a comprobar el estado de esas carreteras por donde todos los días circulan los camiones con la pizarra".

No faltaron el sonido de las gaitas ni los trajes típicos bercianos.

Por último, el alcalde de Oencia quiso despedir su discurso "recordando a aquellos que hoy no están aquí presentes, y también a aquellos que confunden la dinamita con la convivencia. Españoles, somos más que ellos, somos mejores, venceremos".

Leer más...

UROGALLO - Una de las especies peninsulares en mayor riesgo de extinción que precisa de planes urgentes de recuperación



Urogallo

Una de las especies peninsulares en mayor riesgo de extinción que precisa de planes urgentes de recuperación

Alex Fernández Muerza
19 de mayo de 2006
El urogallo (Tetrao urogallus) es la mayor de las gallináceas españolas que recibe su nombre por el sonido que emite durante su celo, parecido al del "uro", antepasado salvaje de los bóvidos domésticos. Se trata de una reliquia de la época glacial: Tras la retirada de los hielos, permanecieron aisladas en el norte peninsular pequeñas poblaciones que evolucionaron hacia dos subespecies diferentes: la Aquitanicus, presente en Pirineos, y la Cantabricus, más pequeña, de tonos más claros y pico más corto, que habita en las comunidades del Cantábrico.

A pesar de que su caza está vedada desde 1979, y que desde 1986 está catalogada como especie protegida, su número continúa disminuyendo

El urogallo es un ave de ámbito boreal, abundante en Escandinavia, los países bálticos y Rusia. En la península ibérica, su población ha disminuido considerablemente en los últimos años, hasta el punto de que actualmente es una de las especies más amenazadas. A pesar de que su caza está vedada desde 1979, y que desde 1986 está catalogada como especie protegida, su número continúa disminuyendo. A finales de los 80, se estimaba que había 942 machos adultos contabilizados, mientras que en 2001 se censaron 689.

En total, se calcula que hay unas mil ochocientas parejas en España. El urogallo pirenaico habita principalmente en la comunidad catalana, donde se encuentra el 85% de los ejemplares de la península, según la Estrategia para la Conservación del Urogallo Pirenaico del Ministerio de Medio Ambiente, que apunta también que en Navarra y el sector occidental de Aragón su población se encuentra fragmentada y con escasas posibilidades de supervivencia.


CC: Capercaillie_Lomvi
Por su parte, el urogallo cantábrico se encuentra en peor situación. En Cantabria sólo queda un ejemplar macho, por lo que se encuentra abocado a su extinción, según la asociación ecologista ARCA. En Galicia se da prácticamente por extinguido, puesto que la especie está por debajo de su umbral mínimo de renovación poblacional, mientras que en el País Vasco desapareció a principios del siglo XX.

Entre las principales causas de su regresión se encuentran las siguientes:

* Fragmentación y destrucción de su hábitat. El urogallo vuela mal, por lo que suele chocar contra cercados, vallas o árboles de bosques cerrados. Por su parte, la acción de otras especies, como el venado, también influye negativamente en su hábitat
* Actividades humanas, como el senderismo, los deportes de nieve, cacerías de jabalíes o ganado en el monte
* Depredadores naturales de los huevos y las crías, como jabalíes, zorros o comadrejas. La mortandad de los polluelos es muy alta en las primeras semanas de vida
* Furtivismo, incentivado por los elevados precios que se alcanzan en el mercado ilegal
* Cambio climático: la subida de las temperaturas estaría afectando a esta especie de ámbito boreal, que podría estar trasladándose más al norte

Los expertos recomiendan la puesta en marcha de un programa de cría en cautividad, para conseguir una reserva genética que permita perpetuar la especie. Por su parte, las actividades humanas se deberían adecuar a las exigencias ambientales de la especie, tratando de no interferir en su hábitat. Otras medidas propuestas pasan por la consideración del urogallo como una "especie de interés general", lo que llevaría al incremento de los presupuestos de las administraciones.


Principales características del urogallo


CC: Auerhahn
El urogallo precisa de un entorno muy peculiar: bosques de conífera tranquilos, claros, con abundante vegetación y árboles con ramas fuertes y horizontales para dormir, así como agua potable y hormigueros. Se trata de un ave de gran tamaño y notables diferencias entre el macho y la hembra (dimorfismo sexual). El macho puede llegar al metro de longitud y los cuatro kilos de peso, mientras que la hembra no suele superar los setenta centímetros de longitud y los dos kilos de peso. El color del plumaje de los machos es una mezcla abigarrada entre verde metálico, gris y blanco, mientras que el de las hembras es de color rojizo con manchas pardas y lechosas. El pico también les diferencia: prominente, de forma curva y de color marfil en los machos y breve y de color negro en las hembras.

Su dieta depende de las estaciones. En verano se alimenta de hierbas, crisálidas de hormiga, bellotas, bayas, lagartijas e incluso serpientes, mientras que en invierno se mantiene con agujas de los pinos y brotes. De forma regular traga piedras, que le facilitan la digestión en la molleja. La época de celo dura desde marzo hasta mayo. El macho profiere gritos de reclamo al amanecer y al atardecer para atraer a las hembras, hasta que consigue copular con varias en un mismo día. Las gallinas ponen entre cinco y doce huevos en un hoyo del suelo, donde son objetivos fáciles para sus predadores.
Leer más...